lunes, abril 23

Fiscalía brasileña pide negar a Total licencia en desembocadura de Amazonas

La fiscalía brasileña en el estado de Amapá (norte) recomendó al ente regulador ambiental que niegue a la petrolera francesa Total la licencia para la explotación de crudo en la desembocadura del río Amazonas, porque amenaza a un arrecife de coral aledaño recién descubierto.

El Ministerio Público Federal (MPF) "entiende que la única forma de garantizar que se eviten daños ambientales en el área es negando la licencia", argumentó la dependencia en un comunicado publicado la noche del miércoles.

La fiscalía mandó esta recomendación al Instituto de Medio Ambiente de Brasil (Ibama), que ahora tiene diez días para informar si la acata o no. "Si no es atendida, serán adoptadas las medidas judiciales necesarias", advirtió el ente.

El MPF emitió esta posición al considerar "insuficiente" el estudio de impacto ambiental presentado por Total en esa región donde la organización Greenpeace detectó "arrecifes de corales y un ecosistema aún desconocido".

"La liberación de actividades petroleras, sin un estudio adecuado, viola los compromisos internacionales firmados por Brasil (...) y en la recomendación, el MPF alerta que liberar el emprendimiento puede conllevar a la destrucción a larga escala del medio ambiente, configurando un ecocidio, un crimen contra la humanidad sujeto a jurisdicción del Tribunal Penal Internacional", añade el comunicado.

El martes, Greenpeace aseguró que científicos a bordo de un barco de la organización recolectaron "evidencias" de que la formación coralina descubierta en 2016 es mayor de lo que pensaban y abarca áreas de prospección de Total.

Contactada por la AFP, Total se negó a hacer comentarios ese día.

La firma francesa se asoció en 2013 con la británica BP y la brasileña Petrobras para comprar bloques de exploración en la desembocadura del Amazonas, pero todavía no obtuvieron el permiso de las autoridades para iniciar el trabajo.

En 2017, Total aseguró en una carta enviada a Greenpeace que el arrecife está a 28 km del área en cuestión y que investigaciones públicas habían descartado daños a la formación de coral.

Pero la fiscalía brasileña solicitó la suspensión del proyecto en mayo pasado y, poco después, el Ibama hizo numerosas observaciones al estudio de impacto ambiental de Total, en particular sobre la posible dispersión de contaminantes en el área que pretende explorar.

El gobierno brasileño suspendió hasta 2019 el proceso de licitación a la espera de una conclusión del proceso de licenciamiento ambiental. AFP.com

Información Relacionada