martes, septiembre 20

Brecha salarial racial en EEUU alcanza máximo en 40 años

WASHINGTON (AP) -- La brecha salarial entre afroamericanos y blancos en Estados Unidos se ha ampliado y la principal razón es la discriminación, según un nuevo reporte.

Los hombres de raza negra que viven en áreas metropolitanas y regiones similares ganan un 22% menos que los blancos, mientras que las mujeres negras ganan un 34,2% menos, agregó el reporte del Economic Policy Institute presentado el martes. Las mujeres negras perciben un 11,7% menos que las blancas por su trabajo.

El informe halló también que las jóvenes afroestadounidenses son las más afectadas. Esta brecha persiste incluso cuando se consideran factores como educación, experiencia y geografía.

La brecha salarial en la actualidad "es pero ahora que hace 36 años", dijo Valerie Wilson, directora del Programa sobre Raza, Etnia y Economía del centro de estudios.

"Mayormente, los salarios han permanecido sin mucho cambio desde el 2000, al igual que los ingresos y otros índices económicos", dijo Wilson. "En medio de ese estancamiento general, esas disparidades raciales han aumentado".

Desde 1979, el aumento de los salarios cayó por debajo del crecimiento de la productividad para todos los trabajadores, pero las pagas de los empleados afroamericanos crecen más lentamente que las de los blancos. Para solventar estas diferencias, el Instituto recomendó aplicar las leyes antidiscriminación existentes, examinar por qué los graduados universitarios afroamericanos entran al mercado laboral cobrando menos y elevar el salario mínimo federal.

El reporte apunta a diversas razones para el aumento de la brecha, aunque apunta que la discriminación racial ha tenido un papel sistemáticamente mayor. Pocos trabajadores afroamericanos tienen el tipo de empleos de altos salarios que han registrado la mayor parte del crecimiento en el período estudiado. La declinación de los sindicatos -que históricamente han ayudado a trabajadores afroamericanos en su lucha por igualdad salarial- también contribuyó a la disparidad.

El reporte concluye que tener un título universitario empeora la brecha, contrario a la creencia de que la educación es clave para una sociedad más igualitaria.

Mientras que los afroamericanos con grado universitario que ingresaban a la fuerza laboral en la década de 1980 tenían una desventaja de menos de 10% comparado con los blancos, para 2014 los afroamericanos similarmente educados comenzaron sus trabajos con una desventaja de alrededor de 18%.

El reporte concluyó además que la creciente desigualdad ha tenido un impacto mayor entre los jóvenes afroamericanos graduados con títulos universitarios en los años posteriores a la Gran Recesión que durante cualquier otro período. News from The Associated Press