martes, mayo 10

UNICEF y OMS abogan por la implementación de leyes que promuevan la lactancia materna

09 de mayo, 2016. Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en conjunto con UNICEF revela un ligero progreso legislativo para proteger y promover la lactancia materna, pero advirtieron que en la mayoría de los países las leyes siguen siendo inadecuadas.

El estudio indica que 135 de las 194 naciones analizadas han puesto en marcha medidas legales alineadas, en parte, con el Código Internacional de Marketing de la Leche Materna y los Sustitutos, adoptada por la Asamblea Mundial de la Salud. Esto muestra un leve incremento en comparación con 103 países en 2011. 

No obstante, el informe señala que sólo 39 han promulgado leyes con todas las disposiciones del Código, en comparación con 37 en 2011.

La OMS dijo que es alentador ver a más países que aprueban leyes en la materia, aunque todavía hay demasiados lugares donde las madres son inundadas con información incorrecta de la publicidad de los sucedáneos. 

Eso puede distorsionar la percepción y confianza en la lactancia materna, advirtió el organismo.

El negocio de sustitutos de la leche materna asciende a ventas anuales de casi 45.000 millones de dólares a nivel mundial. Una cifra que podría aumentar a más de un 55%, hasta 70.000 millones para el 2019.

UNICEF apuntó, por su parte, que se trata de una industria fuerte que está en crecimiento, por lo que la batalla para aumentar los niveles de amamantamiento exclusivo es dura, aunque vale la pena persistir. 

El marketing ingenioso no debería estar permitido para esconder la verdad de que no existe sustituto que iguale a la leche de la madre, subrayó UNICEF. 

Los organismos de la ONU recomiendan que los bebés se alimenten exclusivamente de leche materna durante los primeros 6 meses de vida, después deberían continuar con el amamantamiento además de comidas seguras hasta los 2 años.

En ese contexto, los Estados miembros de la OMS se han comprometido a aumentar el porcentaje de amamantamiento exclusivo durante los 6 primeros meses hasta en un 50% para el año 2025, como uno de los objetivos de nutrición. 

El Código llama a los países a proteger el amamantamiento deteniendo la publicidad inadecuada de sucedáneos de la lecha, incluida la fórmula infantil, los biberones y chupones.

Prohíbe toda forma de promoción de los sucedáneos, incluyendo la publicidad, regalos a los trabajadores de la salud y la distribución de muestras gratuitas.